sábado, 29 de agosto de 2015

Agricultura sostenible ante el cambio climático

SUELOS EN LA FRONTERA DE SU AGOTAMIENTO


Roberto Salomón, Alfredo Boada Mola y Fausto Triana *

La Habana y Santiago de Chile (PL).- El diagnóstico de los científicos es casi unánime: la degradación de los suelos como consecuencia de la actividad del ser humano se acentúa sin cesar en el mundo. Estadísticas de la Cepal de 2011 señalan que en América Latina y el Caribe el sector agropecuario es responsable de 28`por ciento de las emisiones de gases de efecto invernadero, mientras que el cambio de uso de suelo y la deforestación genera 21 por ciento del total.

Según un informe de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), de aquí al 2050, al menos más de dos millones y medio de kilómetros de tierra podrían tornarse improductivos. No es fortuito que ante esta situación y para promover el uso más sostenible de ese recurso, la ONU haya declarado el 2015 el Año Internacional de los Suelos. Es muy claro: si no protegemos el fundamento de la producción de alimentos, la base de nuestros ecosistemas, es decir, el agua y principalmente el suelo, tendremos un gran problema en el futuro, sostienen expertos de ese organismo.
En efecto, se estima que si continúan los actuales niveles de degradación, toda la superficie cultivable del planeta podría desaparecer en 60 años. A juicio del director general de la FAO, José Graciano da Silva, aunque se trata de un recurso de enorme importancia, no se le presta la suficiente atención.
¿Qué es el suelo? De acuerdo con los especialistas, el suelo es la epidermis, la capa superficial de la tierra, cuyo espesor va de algunos milímetros a varias decenas de metros. Cubre los dos tercios de las tierras emergidas, pero solo una quinta parte es cultivable, o sea, el 5,5 por ciento de la superficie del planeta.
Según expertos, ese recurso se constituye a partir de una roca matriz que se altera y transforma por el efecto conjugado de la vida animal y vegetal, del agua y el aire. Inicialmente no hay más que roca, luego un liguen se instala encima de esta, llegan animales a comerlo y las partículas de polvo se acumulan.
Entonces puede aparecer una gramínea, que va a atacar un poco la superficie de la roca con sus raíces. Esto conduce a fabricar materia orgánica, que a su vez va a descomponerse y a mezclarse con los restos de las rocas. Poco a poco una pequeña placa de tierra se constituye y para alcanzar un centímetro de espesor necesita desde 50 hasta mil o dos mil años, según su ubicación. Esto significa que es difícilmente renovable.
Muchos afirman que el suelo es el más desconocido de los grandes recursos del planeta, y aunque es fuente de vida, con frecuencia se le identifica con la muerte, puesto que en él se sepultan cadáveres. Sin embargo, es muy valioso y lo necesitamos para producir alimentos, vestimenta, refugio, forraje y energía. También almacena y filtra agua, recicla nutrientes, constituye un amortiguador contra las inundaciones, secuestra carbono y ayuda en la lucha por la adaptación al cambio climático y hospeda la cuarta parte de la biodiversidad del planeta.
Los suelos están hoy en peligro y basta señalar que dos hectáreas de estos son selladas por crecimiento urbano cada minuto a nivel mundial. Hay que subrayar en ese sentido que el fenómeno de la urbanización y la industria se han extendido en perjuicio de varios cientos de miles de kilómetros de terrenos cultivables de buena calidad. Se afirma, por ejemplo, que en Estados Unidos se perdieron por esa causa más de 100 mil kilómetros en menos de 10 años.
Uno de los mayores causantes de la degradación de los suelos lo constituye la erosión, que arrastra materia hacia los ríos u océanos a una velocidad mayor que la de su reconstitución natural. Ese recurso además se agota desde el momento en que sus propiedades no tienen la posibilidad de regenerarse.
Según estadísticas internacionales, anualmente se erosiona una superficie equivalente a la del Reino Unido, o sea, más de 200 mil kilómetros cuadrados. No menos grave es el fenómeno de compactación, que modifica la actividad biológica y la circulación del agua en las tierras cultivadas. Según la FAO, en medio siglo se han degradado como mínimo 12 millones de kilómetros cuadrados de suelo.
Otro agente devastador es el pastoreo excesivo, que también ha dañado grandes superficies, mayormente en África y Asia. Asimismo, se inscriben entre los enemigos de los suelos, la utilización de técnicas agrícolas con químicos y la deforestación, que aumenta la erosión y el calentamiento global.
El hambre y el suelo
Los expertos coinciden en que la progresiva degradación de los suelos a escala planetaria amenaza la seguridad alimentaria, particularmente en los países en vías de desarrollo, donde se concentra la mayor parte de la población. Si hace algunas décadas se le prestaba escasa atención a ese fenómeno, pues solo se explotaba la mitad de la tierra cultivable existente, actualmente la situación es muy diferente.
En efecto, no pocos especialistas coinciden en que la combinación del crecimiento demográfico y la degradación de los suelos podría tornarse explosiva y provocar una multiplicación de los conflictos sobre la utilización de las tierras. La situación no es nada sencilla, pues además existen otros problemas como el de que en zonas donde hay terrenos fértiles se carece del agua y la población indispensables, por lo que en esos lugares de nada vale contar con suelos buenos si no se les puede sacar partido.
De acuerdo con analistas, la magnitud del problema queda de manifiesto cuando se conoce que la superficie con suficiente regadíos en lugares que demandan esta atención no aumenta mucho, apenas un dos por ciento anual. Según la FAO, actualmente padecen hambre cerca de 800 millones de personas, y aunque la cifra hace una década superaba los mil millones, es demasiada aún la legión de los que sufren ese flagelo.
Las necesidades alimentarias no van dejar de aumentar y lo más probable es que la disponibilidad de tierras arables por habitante continúe disminuyendo, particularmente en las naciones del Sur subdesarrollado.
Estas y otras temáticas relacionadas con la seguridad alimentaria fueron analizadas en la 39 Conferencia de la FAO, realizada en Roma. Pocos días antes en La Habana se efectuó un taller sobre La Alianza Regional del Suelo (para el área del Caribe, Centroamérica y México), a iniciativa de ese organismo internacional, a fin de adoptar una estrategia con vistas a la protección y conservación de ese recurso vital para la producción de nutrientes.
El secretario de la Alianza Mundial por el Suelo, el boliviano Ronald Vargas, destacó entre los acuerdos de la reunión, el establecimiento de un programa regional de manejo, conservación y restauración de los suelos, y de una plataforma destinada a su gestión sostenible que incluya educación, y actividades continuas de sensibilización y concientización. También incrementar la inversión en los países de la región en la investigación interdisciplinaria y aplicada en suelos.
Asimismo, el fortalecimiento del sistema de Información de Suelos de Latinoamérica (Sislac) y el desarrollo de capacidades en cartografía digital de los terrenos fértiles, y aplicaciones funcionales, entre otros.
No podía faltar, además, el establecimiento de un programa regional para la estandarización de muestreos y análisis de suelos (red de laboratorios) y metodologías para evaluar el impacto de las áreas beneficiadas con el manejo sostenible.
Los suelos sanos son la base de la producción mundial de alimentos y deberían convertirse en un elemento clave en las políticas públicas, aseguró el director de la División de Tierras y Aguas de la FAO, Moujahed Achouri. Se trata de un recurso esencial para lograr la seguridad alimentaria y la nutrición y tiene el potencial de ayudar a mitigar los efectos negativos del cambio climático, indicó Achouri, quien alertó que la presión sobre los recursos del suelo está llegando a límites críticos.
Según el experto, además de mantener el 95 por ciento de la producción de alimentos, los suelos albergan más de una cuarta parte de la biodiversidad del planeta, son una fuente importante de productos farmacéuticos, y juegan un papel fundamental en el ciclo del carbono.
Al mismo tiempo -alertó- el nivel de degradación del suelo, que se calcula en un 33 por ciento a nivel mundial, es alarmante y tiene el potencial de poner en peligro la seguridad alimentaria y enviar muchas personas a la pobreza. Se considera que la gestión sostenible de esa capa cultivable, a su vez, puede contribuir a la producción de más alimentos y más saludables.
Agricultura sostenible ante el cambio climático
Dos grandes cumbres mundiales se perfilan en el horizonte antes del cierre de 2015, la primera sobre Desarrollo Sostenible y la segunda focalizada en el Cambio Climático. Paradigmas que sin dudas marcarán el futuro de la humanidad, ambos asuntos revisten especial relevancia aterrizados en elementos fundamentales: el desarrollo de la agricultura y los desafíos del clima.
La Cumbre Especial sobre Desarrollo Sostenible que se celebrará en septiembre de 2015 en Nueva York y la Cop21 de París sobre Cambio Climático se antojan los pasos definitivos dentro de la cruzada, por ejemplo, contra el hambre en el orbe.
Avances hacia la consecución de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) son significativos en torno a disminución de la pobreza; escolarización de niños; reducción de la mortalidad infantil; y acceso al agua potable, entre otros.
La oficina regional de la FAO, con sede en Chile, se congratuló de los pasos positivos de América Latina y el Caribe en la reducción de la pobreza. Precisamente una cuestión debatida en esta capital durante el VI Seminario regional de Agricultura y Cambio Climático por la FAO y el paraguas de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).
La Cepal y la FAO, funcionarios de gobiernos y especialistas coincidieron en impulsar un cambio de paradigma hacia una agricultura sostenible ante los desafíos del cambio climático. Se trata de un camino preliminar con miras a la nueva agenda de desarrollo 2030 que se aprobará en septiembre. Al mismo tiempo, toma en cuenta las dinámicas actuales de cara a la Cop 21 de Cambio Climático de diciembre.
Eve Crowley, representante regional adjunta de FAO, resaltó que 72 países lograron los Objetivos de Desarrollo del Milenio de reducir a la mitad la hambruna. Refirió además que el propósito de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, integrados en la agenda 2030 a adoptarse en septiembre, es conseguir la completa erradicación de la subalimentación crónica y poner fin a la malnutrición.
"La agricultura también tiene el potencial de mitigar las emisiones, pero para ello es necesario un cambio de paradigma hacia un modelo sostenible", consideró la funcionaria de la FAO.
Estadísticas de la Cepal de 2011 señalan que en América Latina y el Caribe el sector agropecuario es responsable de 28`por ciento de las emisiones de gases de efecto invernadero, mientras que el cambio de uso de suelo y la deforestación genera 21 por ciento del total. Antonio Prado, secretario ejecutivo adjunto de la Cepal, dijo a su turno que el informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) señaló que este fenómeno podría causar a futuro impactos negativos.
En particular se enfocó en América Central, el noreste de Brasil y parte de las zonas andinas, así como en el centro de Chile y el oeste de Argentina. Al abundar sobre el asunto, Prado advirtió que esto podría comprometer la seguridad alimentaria en las tres primeras áreas, con altos índices de pobreza y muy dependientes de la agricultura.
A su turno, Ana María Loboguerrero, Coordinadora para América Latina del Programa de Investigación en Cambio Climático, Agricultura y Seguridad Alimentaria, anotó que el Programa de Investigación CCAFS busca generar conocimientos. La idea es mejorar la toma de decisiones de administraciones públicas, empresas, organizaciones agrarias y de los propios agricultores, en favor de la calidad de vida de estos y lograr que el sector agropecuario sea más competitivo, recalcó.
Al evento asistieron delegaciones de Argentina, Colombia, Chile, Costa Rica, Cuba, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, República Dominicana y Uruguay. Asimismo, una representación de la presidencia ecuatoriana de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).
Igualmente, representantes del Consejo Agropecuario Centroamericano y del programa de mejoramiento del café de Centroamérica PROMECAFE.
Francia, en calidad de anfitrión de la Cop21, confió por intermedio de su Consejero en la embajada en Chile, Emmanuel Pineda, en que además de los 52 países comprometidos con la reducción de emisiones se sumen más en el futuro.
Urgen acciones a favor del planeta
Es indispensable disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero entre 40 y 70 por ciento para 2050 en comparación con 2010, con vista a evitar así el incremento de la temperatura global por encima de los dos grados Celsius. Así lo aseguró Ramón Pichs, copresidente del Grupo de Trabajo III del Panel Intergubernamental de Expertos de la ONU sobre Cambio Climático (IPCC).
En entrevista para Prensa Latina, Pichs remarcó que en ausencia de medidas de adaptación y mitigación en la emisión de esos gases, los impactos negativos del cambio climático serán cada vez más generalizados e intensos. Para los países subdesarrollados es fundamental acceder a tecnologías idóneas y financiamientos a fin de poder avanzar en el enfrentamiento al cambio climático, comentó Pichs.
Los documentos del IPCC -acotó- son una referencia muy importante para el proceso de negociaciones políticas multilaterales que este año tendrán un momento muy importante en la Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático en París, Francia, del 30 de noviembre al 11 de diciembre. Allí, los países subdesarrollados llevarán justamente esas posiciones, de la necesidad del acceso a tecnologías y financiamiento para avanzar en esas direcciones.
También, lo referido al tema de que las responsabilidades de los distintos países y regiones dependen de su contribución histórica a este problema del calentamiento global. Son justamente los países más industrializados los principales responsables de las emisiones históricas de gases de efecto invernadero, subrayó el experto.
Sobre las negociaciones que se realizan en el mundo acerca del tema, el doctor Pichs dijo que es un proceso extraordinariamente polémico que tiene lugar en el contexto de una crisis global aún no superada. En esas condiciones, señaló, es fundamental para los países subdesarrollados lograr un acuerdo que sea equitativo para enfrentar el cambio climático.
El aumento de la emisión de gases de invernadero a la atmósfera en la década de 2000 a 2010, debido a la quema de combustibles fósiles, como petróleo y carbón, sobrepasó los 30 años anteriores, advirtieron científicos recientemente reunidos en La Habana.
La producción de energía sigue siendo el principal factor impulsor de las emisiones de gases contaminantes como el dióxido de carbono (CO2) y otros, indicaron los participantes a la X Convención sobre Medio Ambiente y Desarrollo.
El 35 por ciento de las emisiones proviene del sector energético, 24 por ciento de la agricultura, la silvicultura y otros usos de la tierra, 21 por ciento de la industria, 14 del transporte, y seis por ciento del sector residencial.
En todo el planeta, afirman, hay más de 120 tipos de impactos observados atribuibles al cambio climático, y los países más afectados son los que tienen una menor capacidad de adaptación, que son una buena parte de los países en desarrollo.
Para fines de siglo va a ver en todo el mundo una disminución de las precipitaciones, que afectarán sobre todo la región del Caribe, habrá más calor, mayores eventos extremos, aumentarán los riesgos de desastres y los impactos del cambio climático van a ser más severos.
El panel hizo referencia a los mensajes principales del quinto informe de evaluación del IPCC, donde se destaca que la influencia humana en el sobrecalentamiento del planeta es cada vez más evidente. Ese calentamiento global es inequívoco, y la mayor parte del mismo está condicionado por la contribución de las actividades humanas a la generación de gases de efecto invernadero.
Este 2015 la Tierra se encamina a su año más cálido desde que comenzaron los registros undiales de temperatura en 1880. Un reporte de científicos del clima de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NASA) indica que la temperatura media global fue 0.80 grados Celsius por encima del promedio del siglo XX, de 12.0 grados, en los primeros meses del año. A través de la quema irracional de combustibles fósiles, como carbón y petróleo, la civilización emite a la atmósfera terrestre enormes cantidades de dióxido de carbono (CO2) y otros gases contaminantes de efecto invernadero, de forma más rápida de lo que la Tierra puede absorber.
El calentamiento global implica el ascenso de las temperaturas medias del aire y los océanos, derretimiento de hielo y nieve, sequías extremas, alteración en regímenes de precipitaciones, e incremento del nivel del mar, entre otras adversidades para los ecosistemas marinos y terrestres, incluida la vida humana.
Esos rasgos del estado actual del clima mundial, a corto y mediano plazos, solo empeorarán si se mantienen los actuales niveles de emisión de sustancias contaminantes a la atmósfera terrestre, según las advertencias del IPCC.
* Salomón es periodista de la Redacción de Economía de Prensa Latina, Boada es periodista de la Redacción Ciencia y Técnica y Triana, corresponsal de Prensa Latina en Chile.

http://www.bolpress.com/art.php?Cod=2015082802
Para mayor información comunicate con nosotr@s al mail: madalbo@gmail.com

viernes, 28 de agosto de 2015

Bolivia sin fronteras al extractivismo: exploración en áreas naturales protegidas

Por Magali Zevallos / Iara Urbina



Parque Nacional Madidi. Crédito: Jared Yeh
La caída de los ingresos por el gas impulsa al gobierno de Evo Morales a abrir sus reservas en áreas naturales protegidas, se proyecta explorar 11 de las 22 áreas protegidas, y acelerar el proceso de consulta previa –en 45 días- para las actividades de extracción de hidrocarburos. La economía de Bolivia es dependiente del gas, y las rentas que ella genera dan sostenibilidad a diversos programas sociales que le dan popularidad al presidente Morales.
El agotamiento de las reservas gasíferas y el impacto de la caída del crudo en los precios del gas natural arrastran al Estado boliviano a cruzar las fronteras de sus áreas naturales protegidas. Dos decretos supremos son una amenaza para la biodiversidad y el territorio de los pueblos indígenas. Por un lado, el Decreto Supremo N° 2366 hace viable el desarrollo de actividades de hidrocarburos en 11 de las 22 áreas protegidas; por otro lado, el Decreto Supremo N° 2298 acelera el proceso de consulta previa para las actividades de extracción de hidrocarburos, reduciéndolo a 45 días, y sí los pueblos indígenas originarios no responden al pedido de consulta en el plazo establecido, la norma permite prescindir de la misma y continuar con el trámite de licencia mediante una resolución administrativa.
Frente a los cuestionamientos de diversas asociaciones indígenas y ecologistas, el presidente Evo Morales ha salido a defender sus medidas y amenazó con expulsar de Bolivia a cualquier organización que se oponga al desarrollo de la actividad extractiva. “Evidentemente tenemos todo el derecho, es nuestro derecho hacer exploraciones en las llamadas áreas protegidas y lo vamos hacer con mucha fuerza”, añadió.
“El principal problema es que el presupuesto boliviano es muy dependiente de la venta del gas, entonces quieren compensar esa baja explotando áreas protegidas, dejando en segundo plano la conservación de la biodiversidad y de los espacios de vida de los pueblos indígenas”, señala el antropólogo Carlos Monge, coordinador Regional de América Latina del Revenue Watch Institute.
Indígena durante protesta en La Paz. Crédito: Danielle Pereira/Flickr/Creative Commons
Diversos especialistas coinciden en señalar que explorar las áreas naturales protegidas para las industrias extractivas significa un grave retroceso en políticas ambientales. “Abrir los espacios naturales más ricos, más biodiversos y mejor conservados del país es un retroceso en términos políticos y de protección ambiental, tanto las actividades de exploración como de explotación de hidrocarburos pueden ocasionar daños irreversibles”, sostiene Ariel Pérez Castellón, abogado boliviano de la Asociación Interamericana para la Defensa del Ambiente (AIDA).
“Las líneas sísmicas que se instalan para la exploración de los hidrocarburos, pueden abarcar cientos de kilómetros e implican explosiones que podrían poner en peligro la fauna y flora de la zona, manantiales y fuentes de agua; ello, sin hablar de los impactos severos que pueden ocasionar los pozos de exploración de hidrocarburos, como la construcción de caminos, la contaminación generada por lodos de perforación, otros.”, añade Pérez.
Reservas probadas para suscribir convenio con Brasil
En marzo del presente año, Morales señalaba a los medios de comunicación que Bolivia exportaría a Uruguay y Brasil, y que inicialmente se vendería 1,000 toneladas métricas por día, y que paulatinamente se prevé incrementar ese volumen a 3,000 toneladas métricas por día de exportación de gas licuado de petróleo-GLP. Con la publicación de los decretos en cuestión se abre el telón para la firma de un acuerdo de exportación de GLP a Brasil a precio internacional. “Bolivia necesita de reservas probadas para la firma de dicho convenio”, señala Monge.
Para Ariel Pérez este tema se debe analizar en conjunto con la sociedad boliviana: “Hay una necesidad impostergable en el país de debatir estos temas, esta decisión de explotar o no en áreas protegidas debería merecer un referéndum nacional. De acuerdo a nuestra constitución, los bolivianos somos titulares soberanos de nuestros recursos naturales, entonces cada uno de nosotros tenemos una parte indivisibles de estos derechos, y el deber de resguardar los derechos de las futuras generaciones”.
Cambios en consulta previa
Bolivia ha sido el primer país que ratificó con rango de ley la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, en junio del 2008, dicha declaración es de aplicación preferente; por ende, “en términos legales, un Decreto Supremo no puede ir encima de una ley, ni sobre la constitución que reconoce el derecho de consulta previa de los pueblos indígenas y el derecho al ambiente sano y equilibrado de todos los bolivianos; en ese sentido, la Defensoría del Pueblo ha anunciado que presentará una acción de inconstitucionalidad contra tales decretos”, manifiesta Pérez.
El presidente Morales para justificar el Decreto Supremo N° 2298 que reduce plazos a 45 días y/o exime del proceso de consulta previa a falta de respuestas de las poblaciones indígenas, sostuvo que: “No es posible que en las llamadas consultas se pierda tanto tiempo, esa es la gran debilidad que tiene nuestro Estado; ahora evidentemente modificamos algunas normas con el único objetivo de acelerar la inversión y de obtener más recursos naturales, y eso beneficie al pueblo boliviano”.
“Están imponiendo la consulta intercultural indígena en plazos imposibles, no se puede hacer una consulta seria en plazos ridículos, con procedimientos administrativos mediante fax o internet, así no funcionan las cosas en el mundo indígena. Esto es la desesperación típica de un gobierno adicto a la renta de las industrias extractivas”, señala Monge.
Juan Pablo Chumacero, investigador del Instituto para el Desarrollo Rural de Sudamérica e integrante del Movimiento Regional por la Tierra y el Territorio en Bolivia sostiene que “hasta el 2009, la aplicación y el diseño de políticas públicas a favor del sector indígena, en términos de reconocimientos de derechos territoriales, autonomía y jurisdicción indígena, y su reconocimiento como un actor político clave en Bolivia, ha sido muy evidente”. Sin embargo, “una vez que Evo Morales se consolida en el poder y dejan de existir amenazas de la oposición de derecha en el país (hasta el 2009), se diseñan una serie de leyes en las cuales se va recortando los derechos hasta el ámbito de la Constitución, y como no hay quien se le oponga, al final el gobierno boliviano está abandonando a la población indígena”.
Mujer indígena de la región andina. Crédito: Geraint Rowland/Flickr/Creative Commons
Chumacero enfatiza que la política que Morales está aplicando se contradice con sus discursos sobre la tierra y el vivir en armonía con ella, ya que ahora se favorece al sector capitalista. “Los grupos de centro y de derecha que todavía siguen en el país, encuentran en el gobierno de Morales un aliado más para mantener sus estructuras de poder a nivel local, basados en la tenencia de tierra”.
Sostenibilidad de los programas sociales
A pesar de la implementación de políticas públicas a favor del extractivismo, Evo Morales tiene el 75% de aprobación, según la empresa Ipsos Bolivia. La fortaleza de la gestión de Evo es su economía, según el Fondo Monetario Internacional (FMI), Bolivia ha sido el país de Sudamérica con mayor crecimiento económico durante el 2014, su PBI se expandió en 5,5%. En los últimos nueve años la pobreza extrema en Bolivia bajó de 38.2% a 18.8%; ya no es más el país más pobre de la región y logró mejorar la distribución de sus riquezas.
Por sus logros económicos ha recibido el reconocimiento del Fondo Monetario Internacional (2012) y destacó que el país logró mejorar la inclusión social y la distribución del ingreso. Ese mismo año, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) declaró que Bolivia se encuentra entre los siete países que registró aumentos significativos en su lucha en contra de la pobreza.
El Ministerio de Economía y Finanzas del Gobierno boliviano fundamenta que entre las medidas gubernamentales que contribuyeron al descenso de la pobreza en el país están los programas, como: Tarifa Dignidad, que consiste en el descuento del 25% en las facturas de familias con un consumo de energía eléctrica que no supera los 70 KWh en el área urbana y 30 KWh en el área rural. Otras medidas tienen que ver con el aumento salarial anual por encima de la tasa de inflación y la entrega de los bonos Juancito Pinto, Juana Azurduy y la Renta Dignidad, entre otros.
Fuente: Ministerio de Economía y Finanzas de Bolivia
“Esto se debe a que Morales ha dirigido un proceso de recuperación de soberanía nacional; antes de Evo, el control del negocio de los hidrocarburos estaba totalmente en manos de empresas extranjeras que se lo llevaban todo en baldes y no le dejaban nada a Bolivia. Esos recursos han permitido al gobierno impulsar programas sociales como nunca antes lo hubo. El enorme nivel de popularidad y respaldo vienen de las políticas implementadas, y todo es financiado con la renta del gas, por eso hay que encontrar más gas, donde sea y a costa de los derechos de los pueblos indígenas y de las áreas naturales protegidas, sino los programas sociales caen”, puntualiza Monge.
Pérez alega que es innegable el mérito del actual gobierno, “se ha mejorado cualitativamente la redistribución de la renta generada por los recursos no renovables, lo cual contribuyó a la reducción de la pobreza en el país; no obstante, es una política de patas de barro porque estamos apostando nuestro desarrollo en recursos no renovables que en algún momento se acabarán”.
“El gobierno de Morales sigue siendo progresista, pero lamentablemente está construido sobre un modelo primario exportador, toda la riqueza es sobre la base del gas”, cuestiona Monge.
Sobre la alta aprobación del presidente Morales, Chumacero dice que “el campesinado, después de muchos años, tiene a alguien de su sector en el gobierno, y esas lealtades se mantienen porque más allá de lo productivo, hay temas de orden simbólico, de representación y participación política en la sociedad y en otros espacios que hacen que la alianza se mantenga, a pesar de que en términos de políticas públicas ligadas a desarrollo y producción de tierras, no haya mucho futuro”.
Incentivos a las empresas petroleras
A las organizaciones no gubernamentales ambientalistas que se oponen a las últimas medidas del Ejecutivo, les preocupa la posible eliminación de la consulta previa, ya que se presume sustituir dicho procedimiento que tomaba en cuenta a las comunidades indígenas, por el pago del 1% de la inversión de las empresas hacia los grupos étnicos originarios de las zonas protegidas.
En la nueva Ley de Hidrocarburos que se está elaborando en el país vecino –donde operan una docena de trasnacionales en la exploración y explotación de hidrocarburos: la española Repsol, la brasileña Petrobras, la argentina Pluspetrol, la franco-belga TotalFinalElf, la británica British Gas y la rusa Gazprom, otros- se están contemplando incentivos a las empresas petroleras, los cuales serían de tipo impositivo.
Eduardo Gudynas, secretario ejecutivo del Centro Latinoamericano de Ecología Social (CLAES), señala que es una situación terrible, “se exonera por un tiempo el pago de impuestos a las empresas petroleras que hacen exploración; pero sí se supone que la gran ventaja de tener petróleo es cobrar muchos impuestos. Estamos hablando de un retroceso estatal en aplicación de normas y fortalecimiento de la estructura ambiental”.
Agrega que si se hubieran aplicado con rigurosidad las normas de evaluación que ya tienen, los proyectos extractivistas no serían autorizados, por eso los gobiernos se ven obligados a implementar decretos de excepción, como los dos polémicos decretos bolivianos.

Twitter: @El_Gran_Angular

Para mayor información comunicate con nosotr@s al mail: madalbo@gmail.com

Asunto aclarado: Bolivia esparció el ají por el mundo


El origen de este peculiar fruto, conocido por su fuerte sabor, era un tema de cuestión nacional para algunos países donde su consumo está muy arraigado. Acá te contamos su origen 
El origen de este peculiar fruto, conocido por su fuerte sabor, era un tema de cuestión nacional para algunos países donde su consumo está muy arraigado. Acá te contamos su origen
Por Alejandro Maglione
amaglione@lanacion.com.ar
Especial para ConexiónBrando

Fin del debate:
Hasta no hace mucho tiempo había debates científicos que se podrían denominar tremendos. Haber descubierto que el origen del homo sapiens fue en África, destrozó muchos corazones que esperaban que las primeras señales de nuestro abuelo cuaternario se hubieran encontrado escarbando en París, Londres, New York, o sus alrededores, pero el ADN de los rastros humanos más antiguos apareció en el continente negro. 
El origen de este peculiar fruto, conocido por su fuerte sabor, era un tema de cuestión nacional para algunos países donde su consumo está muy arraigado. Acá te contamos su origen
Y ahora resulta que aparecen dos damas bolivianas, Rita del Solar y Lupe Andrade, hacen un estudio cuidadoso de las investigaciones del botánico norteamericanoW.Hardy Eshbaugh, actualmente Profesor Emérito de la Universidad de Miami en Ohio, y ven que este científico demostró claramente que el ADN de un ajicito así de chiquitito, redondito, que toma el color y la forma de una cereza pequeña, y que su cuna, donde se lo encuentra hasta la actualidad, está en los valles mesoandinos de Cochabamba y Chuquisaca, es el padre de todos los ajíes y se lo conoce como ulupica o el chacoense. 
Un tema importante.
Por lo menos para los que habitan desde México (donde reinan del jalapeño al poblano, infinidad de variedades) hacia el sur, incluido el noroeste de nuestro país, todos los países americanos en esta franja se sienten propietarios de sus ajíes, los denominan a su manera desde tiempos inmemoriales, como que también fueron viendo la evolución de sus formas y colores, desde la pelotita primigenia a la variedad que encontramos hoy en todo el mundo, a partir de terruños y climas completamente diferentes.  
Cuando el Almirante Cristóbal Colón llega a América buscando Catay o Cipango, su objetivo público era cristianizar estas tierras y que patatín o patatán, pero la verdadera razón, que entusiasmó a más de un marinero forajido, fue la promesa de encontrar oro y especias. En aquellos años LA especia por excelencia era la pimienta (aparte de la canela, la nuez moscada, el azafrán entre muchas otras) que había que ir a buscar a las lejanísimas tierras del Lejano Oriente, cruzando mares infectados de piratas, que hacían de las suyas sin descanso en el estrecho de Malaca o el archipiélago indonesio, interceptando a los honestos comerciantes que intentaban allegar a Europa sus valiosas cargas. 
Colón, parecería que se puso en la boca un ají pequeño, de estos que se conocen por una mala palabra (hasta quizás haya creado el "¡que lo parió!" ), y mientras su rostro se enrojecía y su cuerpo cobraba un calor no atribuible al clima caribeño, se le prendió la vela en la cabeza y pensó que había encontrado, casi al alcance de la mano, un producto que reemplazaría con ventaja a la codiciada pimienta. 
Fue gracias a él, por ejemplo, que europeos como los húngaros pudieron hacer delgoulash su plato nacional; o los españoles deleitarnos con sus fabulosos embutidos. Se dice que fue gracias a españoles y portugueses que los pimientos viajan al Lejano Oriente y a la India, donde sería impensable un Mango Chutney sin pimientos verdes. 
El origen de este peculiar fruto, conocido por su fuerte sabor, era un tema de cuestión nacional para algunos países donde su consumo está muy arraigado. Acá te contamos su origen
Otras razones.
El avance de la agricultura, que se inicia frecuentemente con feroces deforestaciones, está haciendo desaparecer estas plantas primigenias que crecen silvestres. Un motivo más para que los científicos se movilicen en procura de no perder estas suertes de bancos de datos, que hasta nos llevarían a conocer exactamente como fue agregando ese ají primordial las virtudes que lo diferencian y enriquecen alrededor del planeta.  
Los argentinos porteños.
No somos lo que se dice un pueblo inclinado a los picantes. De donde que el morrón es esa presencia, a veces indeseada, que aparece sobre nuestro bife, extraído de un frasco -raro que el bife se decore con pimientos frescos- y depositado en forma de loncha invasora en el medio de la pieza de carne que estamos listos a devorar. 
Y aclaro esto, porque nuestros hermanos latinoamericanos, suelen hacer afirmaciones, especialmente gastronómicas, diciendo "ustedes los argentinos" y a partir de allí creen descubrir que no comemos habitualmente pescado, sin haber pisado nuestras provincias mesopotámicas; que no sabemos de pimientos u otros productos andinos, sin conocer provincias como Salta o Jujuy; y así se pueden sumar afirmaciones a partir de haber observado los hábitos gastronómicos expuestos en los bodegones de Buenos Aires.  
Productos farmacéuticos.
El origen de este peculiar fruto, conocido por su fuerte sabor, era un tema de cuestión nacional para algunos países donde su consumo está muy arraigado. Acá te contamos su origen
El profesor Eshbaugh, citado por Rita y Lupe, se explaya sobre la explotación de los ajíes que está haciendo la industria farmacéutica a partir del descubrimiento de las virtudes de la capsaicina presente en éstos. Por ejemplo, una crema analgésica,con 0,25% de capsaicina usada tópicamente sobre agresivas formas de herpes actúa como poderoso analgésico. También se está experimentando con éxito usarla en artritis avanzadas, neuralgias, neuropatías diabéticas y dolores post quirúrgicos. 
No se le vaya ocurrir a ningún lector o lectora tomar el ajicito palabrotero y fregárselo por parte del cuerpo alguna. Recuerde que los que cocinan habitualmente con estos ajíes hacen del inmediato lavado de manos un hábito obligatorio, tan pronto como dejan de manipularlos. Tocarse un ojo sin darse cuenta, con los dedos impregnados de capsaicina en estado puro, es una experiencia tan inolvidable como dolorosa.  
Al fin y al cabo, es la afamada capsaicina el componente fundamental de los aerosoles de defensa que usan muchas fuerzas policiales, y no pocas mujeres para poner en su lugar a algún mano larga con el que viaje a solas en un ascensor. Un rápido "fssst" y al tipo se le evapora la libido necesaria para trapisondas condenables. 
Allá lejos.
Hay restos de ajíes o "uchus", como se llaman en lengua quechua, que se hallaron en investigaciones arqueológicas, que muestran hace 7500 años que se vienen utilizando para condimentar los alimentos, que seguramente lo complementaban con huacatay o quirquiña. Y como dicen Rita y Lupe, "cuesta creer que antes del descubrimiento no conocieran en India, Filipinas o Tailandia la existencia del ají.". Pero para aventar estas dudas es que están los esclarecedores estudios científicos. 
Redondeando:
Trate de conseguir, aunque sospecho que todavía no está en nuestro país, el libro de Rita del Solar y Lupe Andrade, se llama Ají-Regalo de Bolivia al mundo. A la cuidada información, presentada en castellano e inglés, se le une un recetario en base al ají, muy interesante. Y su última página tiene un Glosario que ayuda mucho a entender de que se habla cuando se mencionan productos andinos. Me quedó una duda: la última palabra del listado es yuka, vienen dos puntos y en mayúscula y tinta roja dice: FALTA. Me tengo que juntar con Rita para saber si falta la yuka, la definición, si es una nota del editor.Ah, y recuerde, Rita ya tiene otro libro dedicado a la quinoa, igualmente interesante. Pero en ese no falta nada.. 
Miscelánea restauranteur. El amigo Eduardo Ceccotti del Palacio Duhau-Park Hyatt Buenos Aires, me contó que en el restaurante Duhau se viene una movida salteña del 13 al 19 de junio. Su chef, Federico Heizmann recibe a su colega salteño Lalo Angelina, donde todo el menú que presentarán huele a cerros de Salta que, como si fuera poco, regarán plato tras plato con vinos de la Bodega El Esteco. Trataré de ir al menos para el postre, a probar la mazamorra de maíz morado. Y quien te dice no pruebe todo. Veremos.
Miscelánea enológica. Viene Alex Campbell de Finca Los Maza y me cuenta que, quizás por primera vez en el país, una bodega hace un vino del cual el 12% del producido irá a laFundación Vida Silvestre. El vino se llama Oso Hormiguero -lógicamente- y la etiqueta tiene el ingenio de haber "montado" a un oso en la botella, entonces se ve su enorme trompa mirando la etiqueta, y al dar vuelta la botella, aparece en la contraetiqueta, colgando la larga cola del animal. En resumen, un varietal Malbec 100%, hábilmente maniobrado por el enólogo de la bodega, Philippe Pla; con una ingeniosa y simpática presentación de su botella.
Miscelánea restauranteur II. Me dice (@WineJedi) "vamos a Bernal a almorzar en Guadalupe". Luego de una breve resistencia, acepté. Allá me encontré con el típico restaurante manejado por su dueña, Guadalupe Gómez, que eligió en un entorno de barrio tranquilo, privilegiar la comida casera muy bien preparada a toda falsa sofisticación. Por mi boca circuló una burrata excelente; unos escalopes de bife de chorizo para mí novedosos; una lasagna perfecta, con masa bien fina; y un pechito de cerdo agridulce, con puré de batatas. Panes horneados en el momento. Carta de vinos corta pero interesante. Porciones abundantes. Precios bajos. Y con un acceso muy rápido por la autopista a La Plata, que hace que uno llegue en un chasquear de dedos. Sumando todo, una magnífica relación costo-beneficio. guadaluperestaurant@gmail.com
Mantente al tanto de las actualizaciones de ConexiónBrando.com a través de Twitter.Seguinos en @ConexionBrando

http://www.conexionbrando.com/1378325
Para mayor información comunicate con nosotr@s al mail: madalbo@gmail.com